19 de junio de 2013

IR A LA PLAYA YA NO ES LO QUE ERA...

Acabo de venir de pasar unos días en la playa, y me he dado cuenta de que…. Ir a la playa ya no es lo que era.

Cuando comencé a escribir mi blog, una de las cosas que puse fue lo mucho que la maternidad te cambia la forma de ver el mundo y cómo afrontas todo…. Y qué cierto es!
Una de esas cosas es hacer algo que antes hacías de una forma y que ahora ha cambiado y lo haces de otra forma totalmente diferente.

El año pasado fui a la playa, mi cachorra tenía 4 meses, con lo cual, no hubo tanto cambio, además de que con el rollo de que no le diera  mucho el sol, bajamos muy poco tiempo a la playa.
Este año que la cachorra ya tiene 14 meses,…. La historia ha cambiado.

Seleccioné un bikini, no tan pequeño como los que usaba antes para que tuviera poquitas marcas, no, uno grande con braga casi de cuello vuelto para que al sentarme en la arena y jugar con mi hija no se meta la tierra por toooodos los sitios posibles.
Olvídate de poder tumbarte en la toalla. En el momento que creas que puedes hacerlo porque está entretenida jugando, vendrá y se subirá encima de ti.

Cuando la nena se iba a jugar con su papá, yo sacudía la toalla de toda la tierra que había dejado encima, la ponía sobre el suelo limpia, me tumbaba… y zás !  Como un rayo volvía a ponerse encima de la toalla a hacer castillos de arena. Es imposible, lo intenté unas 5 veces!!

Por no mencionar de cuando ya no era sólo mi hija la que jugaba encima de mi toalla, sino algún que otro niño de alrededor… que lo de mi hija no me importa, pero lo de hacer de animadora infantil con otros niños y que pisarán mi toalla, no me gustó nada L

Luego, al echarla crema protectora de factor total, la mitad terminaba en mi cuerpo de cogerla en brazos y jugar, así que,.. imposible coger color.

Si optaba por sentarme en la silla, le entraba el gusanillo de que quería ‘teta’, así que, imposible tomar el sol sentada.
Y nada de top less, porque casi parece una provocación, le estás enseñando su ‘bien más preciado’ constantemente.  J

Lo de los bártulos para jugar es otra historia, mi marido se empeñó en llevar pistolas de agua y una barca, sabéis quién lo uso??  Sí, quien estabais pensando, el padre. Mi hija no quería ver la barca ni en pintura, y la pistola menos. Ella con su cubo y la pala tenía suficiente. Eso sí ya que se encaprichó de la barca y demás cacharros, y se encargaba él de llevar a la peque en la mochila, le enganché todos los bártulos en ella, parecía que era un vendedor ambulante de todo lo que llevaba colgado…


Así que volví de la playa como me fui, no me ha dado apenas el sol. Entre  la arena que me ha echado mi hija, entre usar bikini extragrande, su crema protección total, ser su colchón para las siestas… Eso sí, lo hemos pasado muy bien, y quizá mi hija haya hecho todo esto porque me quiere mucho y sabe lo malo que es el sol J

Cómo vivis vosotras actividades que antes de la maternidad las hacíais de una forma y ahora de otra??

6 comentarios:

  1. Entre ir a la compra x separado, cenar en el bar de abajo en vez de buenos restaurantes e ir a la playa xa no descansar tengo más q suficiente... lo demás prefiero ni pensarlo jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Almudena,
      la verdad es que la de cosas que hacíamos antes, que ahora ni podemos... ni se nos ocurren, jajaja.
      Muchas gracias por comentar y participar.

      Eliminar
  2. jajajajajajajjajaa..... pues esperate al año que viene que ya ande con destreza y este constantemente acercándose a la orilla... ya te veo corriendo de la toalla a orilla y de la orilla a la toalla ;)

    Aun con todo eso, ir a la playa ir ver como disfruta, es algo que no cambio por nada!

    FELIZ JUEVES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vero,
      este año pasaba del agua, prefería estar tipo 'filete empanado' en la arena, y de paso 'empanarme' a mí también ;)
      Gracias por comentar el post.
      Feliz fin de semana.

      Eliminar
  3. Recuerdo la primera vez que fuimos con la mayor a la playa.... tenia dos años y pico y la verdad es que fue mas o menos como tu cuentas, arena hasta en las orejas, en la boca, en los ojos... todos pringados de protector, pero verla disfrutar con su cubito y chapotear en la agua... eso no tiene precio! ah! ademas la primera noche se la paso llorando, se ve que extrañaba la cama y el sitio, asi que la metimos en nuestra cama y asi hasta que nos vinimos asi que imagina la intimidad que tuvimos esos dias.... jijijijiji

    ResponderEliminar
  4. Hola Noelia,
    la verdad es que se ponen a enredar con la arena, y se vuelven 'locas'... 'q pensarán??'... Mi hija este año no ha entrado sola al mar, solo cogida y no iba muy convencida.
    Lo de la cama... normal, a mí también me pasa, como en mi cama no duermo en ningún lado.
    Gracias por comentar el post.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...