2 de septiembre de 2013

NADIE ESCUCHA A LOS NIÑOS/AS???!!!


....Cuando me volví tan receptiva a las necesidades de los niños/as...

Ya lo puse en mi presentación ‘la maternidad te cambia la forma de ver el mundo’. 

Desde que soy madre me fijo en cosas en la que antes no profundizaba, sobretodo en cómo juzgamos a los niños, cómo les tratamos y cómo hay tan poca sensibilidad hacía ellos. Antes de ser madre, obviamente no era insensible, pero a no ser  que fuera algo ‘exagerado’ no me fijaba especialmente en cómo trataba la gente a sus hijos, a los hijos del vecino, a los hijos de otros… Si veía alguna conducta desproporcionada a la situación que se había dado, o algo claramente reprobable, está claro que ‘ciega’ no soy, lo veía y tenía una opinión al respecto.

Pero ahora, desde que soy madre, me fijo ya no sólo en lo desproporcionado de muchas situaciones que viven los niños, sino también en estas que no son tan ‘claramente reprobables’ (o sí).

Os cito varios ejemplos:

Me refiero a esos momentos de separación en los que la madre/padre dejan a su hijo/a en un servicio de guardería/escuela y surgen los llantos... Lo paso mal, no me gusta verlo y pienso que menos mal que no es mi hija y no soy esa mamá. Sabemos todos que les dejan en el sitio que mejor creen, pero lo sabemos todos menos el niño, que sufre y en más de una ocasión se lo llevan a tirones o en brazos para el aula.

También he visto este verano en cómo intervienen educadores/as con grupos de menores de diferentes edades y no me ha gustado muchas cosas que he visto. No me ha gustado porque de nuevo, no se pone nadie en la piel de esos menores, en qué quieren, en  qué les apetece hacer, y en que si tienen comportamientos ‘poco adecuados’ seguramente sea porque no quieren estar ahí, y menos haciendo eso… Os imaginais la consecuencia de esos comportamientos poco adecuados.... castigo. Así que, encima de que el menor no quiere ir, no le gusta lo que se hace, a la mínima que se sale de la 'norma', toma! castigado!!

O cuando, estamos en un restaurante y vemos a niños/as llorar, quejarse…. Y son objeto de crítica. Se pone alguien en la piel de esos niños? Han pedido ellos a caso ir a ese restaurante?

Lo del restaurante se puede extrapolar a tiendas o lugares que no son para niños, que no han pedido ellos estar ahí y el rato que están lo pasan mal.

Cuando escucho comentarios acerca de ‘así aprenderá’, ‘esto es por su futuro para que espabile’… porque no nos centramos en el presente en lo que necesitan y escuchamos lo que nos dicen, lo que nos muestran… Y si estos comentarios vienen de educadores/as... ya lo siento pero que se limiten a opinar de cómo crían ellos a sus hijos y no en adoptar medidas con menores que no son suyos y pensando que lo hacen por su bien para un futuro remoto.



Yo me pregunto, que alternativas ahí, somos realmente conscientes de las necesidades de los niños/as? Y ya no de los niños/as en general, sino de NUESTROS HIJOS/AS. Les escuchamos o actuamos según prejuicios y convicciones personales basadas en nuestras necesidades. Queremos que adapten sus gustos y necesidades a nosotros y nuestra vida adulta, por qué no nos ponemos un poquito en su piel….

Este post se podría ampliar mucho, me interesa saber qué opinais, gracias!!


6 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo con lo que expones Almudena. Es cierto que desde que soy padre, uno ve el mundo desde otro punto de vista, te das cuenta de cosas que aunque antes estuviesen ahí, no le habías prestado la atención que le prestas ahora.

    El tema de las tiendas, centros comerciales, restaurantes, etc, no lo discuto. Es algo que hacemos porque queremos nosotros los adultos, un niño probablemente prefiere ir a un parque, al cine, mojarse en una fuente, revolcarse en arena... y nosotros lo forzamos a estar en un lugar que no le interesa, que le molesta, le aburre...
    En este caso el punto medio es complicado de definir... no deberíamos hacer nada que el niño no quiera? Debemos privarnos al 100% de ir a lugares en los que el niño no está a gusto pero nosotros si? O deberíamos ir menos... pero cual es el equilibrio?
    Yo soy de los que piensa que todo establecimiento, comercio, etc debería de tener una zona adaptada para niños, así se acabarían los problemas, o al menos se reduciría drásticamente el número de niños que lloran, gritan, se quejan en estos lugares. Aunque, evidentemente es algo imposible... o improbable que pase.

    El tema de las guarderías, tema que me afecta muy de cerca, es distinto. Hablo de mi caso en particular, yo no quiero llevar a mi hijo a la guarde, no quiero, él la detesta, llora cuando lo dejo y cuando lo recojo está quejoso porque quiere irse a la de YA! De las 3 horas que está al día llora, se queja y juega a partes iguales. Él quiere estar con sus padres, jugar con sus padres y recibir mimos de sus padres, es una conducta totalmente normal y muy mamífera.
    Porque mi hijo va a la guardería si ni yo, ni su madre ni él mismo queremos? Pues porque no nos queda otra si queremos seguir pagando nuestras facturas cada mes. Hay que aclarar, eso si, que cuando digo pagar facturas no me refiero a pagar todos nuestros caprichos, me refiero a poder comer, vivir bajo un techo, vestirnos con ropa básica... necesidades básicas vamos. Por suerte somos buenos ahorradores y muy de vez en cuando nos permitimos algún capricho. No tenemos coche (por no gastar), no tenemos hipoteca (por si perdemos el trabajo y no la podemos pagar).

    En definitiva, mi hijo y sus padres no disfrutan de esas 3 horas de guarde, si pudiese no llevarlo lo haría, y no lo llevo para que se espabile, ni para que aprenda ni chorradas de esas.

    Por suerte, las 21 horas restantes que tiene el día, mi peque está feliz, contento, y donde quiere y con quien quiere estar. Somos unos padres que escuchamos y entendemos a nuestro hijo, practicamos colecho, somos pro-lactancia, disfrutamos porteando a nuestro peque y solo espero y deseo que nunca me reproche esas 3 horas al día en las que no es del todo feliz.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Axel,
      antes de nada, me encanta que haya escrito un papá en el blog, eres el primero!!

      Pues planteas varias cuestiones muy interesantes:

      La primera cuestión respecto al ocio de los niños y el hecho de llevarles a sitios que no les gustan, pues en mi caso, prefiero privarme de ir a esos sitios. Quizá en un futuro vuelva a ir, cuando mi hija crezca y sea más fácil que se adapte o incluso pueda negociarlo con ella. Pero cuando son niños pequeños que van a estar pasándolo mal... además de aburrirse y detestar estar en el lugar, los padres tampoco lo vamos a pasar bien.
      En cualquier caso, cada uno conoce a sus hijos y sabe si aguantan en un sitio o no, en el caso de mi hija sé que aunque estuviera en un sitio de adultos con una zona adaptada para niños, no va a estar ahí si no estamos o su padre o yo, con lo cual, prefiero ir directamente a un sitio que le guste a ella al 100% y ya iré a ese sitio cuando sea más mayor o en otro momento.

      Respecto al tema guardería... cada uno sabe su situación económica y familiar, y sus circunstancias y no seré yo la que me atreva a cuestionar lo que hace cada uno.
      En mi caso, he decidido estar 100% con mi hija sin ingresar un duro en casa, porque lo he podido compatibilizar quitándome de gastos y aprentandonos muy mucho el 'cinturón'.
      Y me compensa porque la cuido y la educo yo a mi manera, sin que intervengan otros.
      He aparcado mi vida profesional totalmente y hace un par de años o tres me parecía impensable pensar así, pero una vez que tuve a mi hija y fui consciente de que me necesitaba ni me planteé buscar trabajo.

      Si en el caso de tu familia, la mejor opción que habéis visto ha sido dejar a vuestro hijo 3h, aunque os pese, seguro que lo compensaréis el resto de horas con todo lo que comentas que compartís.Y como ya he dicho más arriba, cada cual tiene unas circunstancias.

      Muchas gracias por leerme y participar, te invito a que lo sigas haciendo.

      Saludos,

      Eliminar
  2. Ay no puedo con tu blog y por tanto con tus afirmaciones con las que pretendes dictar cátedra. Vas a criar a una pequeña tirana, una dictadora a la que no vas a poder controlar. Vamos a ver, que los niños han de estar en los sitios más adecuados para ellos, eso no te lo discuto pero no podemos limitar nuestra vida de adultos por ser padres. Tengo dos hijos de tres años y cinco meses y nunca me separo de ellos, intentó que nuestros momentos de ocio sean satisfactorios para ellos y tb para nosotros pero eso no quita que tengamos que hacer la compra, y aunque el mercadona no sea el lugar más divertido para ellos deben saber comportarse y aprender que hay momentos para todo! Faltaría más!! Y si mi hija de tres años me monta una rabieta en una tienda pk se aburre l voy a reprender, por supuesto que si, y no soy mala madre te lo aseguro, pero además de amar de manera incondicional también educo,por que eso es lo que debemos hacer los padres.
    Con respecto a lo de la guardería, es que tela lo tuyo! Como puedes decir esas cosas, debes tener una vida fácil para poder elegir criar a tu hija, muchas no hemos tenido esa opción! Ah y te aseguro k mi hija ha estado en su guarde feliz feliz, soy su madre y lo se, y si, yo soy de las que apoyan los beneficios que tienen las guarderías, como estimulan a los niños , se socializan y se divierten! Por el amor de dios! Que tu eres feliz llevando a tu hija a todos los sitios en tu mochila perfecto, pero muchos padres queremos que nuestros hijos aprendan a tener autonomía, que sepan comportarse en diversas situaciones y sb todo a k nuestros hijos no sean dictadores en nuestra propia casa,en definitiva k tengan educación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de nada,
      Buenas noches 'anónimo/a' ya que no te identificas ni con nombre ni con alias.

      En mi blog no pretendo sentar cátedra de nada. Como blog que es, es un sitio donde plasmo mis experiencias personales, que me apetece compartir con otra gente. Si de los temas que escribo hay gente a la que le puede ayudar en la crianza de sus hijos/as, genial; si me lee gente sin tener hijos/as pero porque les resulta interesante, también genial.
      Lo que no entiendo es que me leas si NO TE GUSTA LO QUE ESCRIBO Y NO PUEDES CON MI BLOG. Además, hablas de temas que salen en varios post, no entiendo porque me lees cada vez que cuelgo algún post nuevo. No lo entiendo.

      Como blog público que es, acepto críticas, aunque espero que sean constructivas, y sirvan para hacer debates amenos, que incluso ayuden a que ambas partes podamos reflexionar al respecto. Pero tu forma de dirigirte a mí, lo que expones y el tono que empleas, no es constructivo sino ofensivo. Aunque como dice el dicho 'no ofende quien quiere, si no quien puede'.

      De hecho, te aconsejo que leas otro tipo de blog, sobre maternidad y crianza hay miles, seguro que encontrarás alguno que te guste más donde apliquen conductismo puro y duro, enseñen a adiestrar niños, a no hacer caso de llantos...

      No te preocupes de mi hija, ni de como la crío, ni de dictadores, ni nada por el estilo... en serio, no te preocupes. Que mi hija está feliz, su mamá (que soy yo) y su papá. Estamos todos felices y controlados.

      Aunque no tendría que dar detalles, mi vida no es fácil, Lo que pasa que desde hace un tiempo he decidido priorizar a mi hija, y hemos decidido (mi pareja y yo) que uno de los dos no trabaje y esté con ella hasta que lo veamos oportuno. Esto, ha implicado tomar decisiones muy serias respecto a nuestra economía como vender los coches, quitarnos de muuuuuuchas cosas, y utilizar los ahorros que tenemos en lo mejor que se puede emplear que es pasar tiempo con mi hija.

      Si tu hija está feliz en la guardería con extraños y la estimulan, genial para tí y para ella. Mi hija prefiere estar conmigo, que la estimule yo, se socializa conmigo y nos divertimos muuuuucho.

      Ah!!! Y lo de portear y llevar a mi hija en mochila, no es incompatible con su autonomía, es como mezclar 'la velocidad con el tocino'. Si te apetece que te amplíe la información sobre portear lo haré, sino, no seguiré tecleando.

      Para finalizar te diré, sobretodo que este blog y mi estilo de crianza es respetuosa, y ello implica HABLAR con los niños y EXPLICARLES las cosas.
      Dependiendo de su madurez, entenderán mejor las cosas o no. Pero ante todo me pongo en el papel del niño/a y su perspectiva de las cosas y la situación.

      Mi hija va a sitios que no quiere ir porque no queda otra y tiene que venir, pero si puedo elegir, elijo ir a sitios que le gusten. Evito las rabietas, anticipándome a situaciones que pueden ser conflictivas, y si se da la rabieta la apoyo, la calmo y la contengo, no la reprendo. (Si quieres prueba a hacer eso si te surge otra rabieta en el mercadona, quizá te funcione).

      Ah!! como veo que hablas mucho de 'educación', sé un pelín de psicología infantil y pedagogía, porque además de leer sobre el tema, profesionalmente soy Diplomada en Educación Social. Así que, la educación es algo que me preocupa muuuuucho, pero la de todos la de los niños y la de los adultos ;)

      En cualquier caso, y como hago con todos los que escriben en mi blog, gracias por participar.

      Eliminar
  3. Hola Almudena me llamo Ana y soy la persona que te comento de manera anónima ayer. Quiero pedirte disculpas por mis palabras de ayer, nadie puede entrar escasas ajenas dando voces. Ayer tuve un día difícil en este camino difícil que es la crianza y buscando ayuda en la red di con tu blog y fuiste el blanco perfecto de mi ira. Tu última entrada hizo que me quedara en tu rincón, en ella hablas de el parto es nuestro y como yo tb pertenezco a esa lista ( cerró haber leído mensajes tuyos firmados como Almudena R. ,uy a menudo)decidí seguir leyendote.
    Fue entonces cuando me enfade contigo, cuando en realidad lo estoy conmigo misma y te lo voy a explicar: ayer mi hija me tres años me dio una bofetada. Desde qué está en mi vida jamás la he pegado, gritado ni nada que se le parezca. Nos hemos adaptado a sus ritmos y necesidades y es por eso k duerme con nosotros a pesar de como tu bien dices estemos en posición de h, cuando tiene rabietas la abrazo y le digo al oído que la quiero más que a mi vida y siempre buscamos alternativas de ocio adaptadas a niños.
    A pesar de todo eso, mi hija está cada vez más y más rebelde, es una niña difícil que siempre va con el no por delante, que no se entretiene con nada y que utiliza la agresividad en cada ocasión que se plantea. Así qué yo estoy sufriendo mucho, musa cimientos educativos se tambalean y me siento totalmente pérdida. No se para dónde tirar, si cambiar mi manera de educar, seguir como hasta ahora aún a sabiendas que no estoy logrando nada positivo con ella....
    Por eso Almudena me dirigí hacía a ti así, no coincido contigo en muchos temas sb los que tratas como por ejemplo las vacunas o las guarderías, pero en esencia di que mi manera de criar es similar a tu base y a mi no me esta funcionando....
    Ayer empezamos con mal pie, espero que puedas disculparme y entenderme....(siento la ortografía, el móvil me cambia las palabras)
    Un saludo almudena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana,

      antes de nada, perdona la tardanza en contestar pero no he estado apenas en casa estos 2 días y no he podido sentarme a contestarte.

      Agradezco tus disculpas. No voy a entrar en más valoraciones para no remover.

      Me alegra ver que coincidimos en varias cosas, sobre todo en que formemos parte de El Parto es Nuestro, ya que esa asociación y las mujeres que forman parte de ella son muy importantes en mi presente y para mi futuro.

      En esto de la crianza no se suele coincidir al 100% con nadie, ni aunque sea de una misma corriente de pensamiento. Para mi eso no supone un problema, me gusta que haya gente que me lea que discrepa de cosas que hago, sólo pido respeto tal y como yo lo doy.

      Si lo que cuento sobre mis experiencias diarias le vale a alguien en la crianza de sus hijos/as, me alegro. Este blog no es más que un 'diario' donde voy recogiendo las experiencias más interesantes con mi hija, mi día a día y pensamientos en 'voz alta'.

      Siento lo que me comentas sobre la situación vivida con tu hija.
      Si me permites un consejo, no le tengas en cuenta ese u otros episodios similares, contenla y dale cariño como llevas haciendo hasta ahora. Dale tiempo para que procese esos momentos de frustración y sentimientos encontrados que tiene, que son nuevos para ella y no sabe gestionar.
      Respecto a tus dudas de cómo estás criando a tu hija hasta ahora, pienso que debes hacer lo que creas, seguir tu instinto y pensar en lo que te gustaría que hicieran contigo si tuvieras tres años. No pienses en que lo que has hecho hasta ahora no ha dado resultados positivos, porque no creo que sea así, tu hija está feliz, y a medio largo plazo dando amor y cariño, con conductas ejemplarizantes, se consiguen mejores resultados que a base de reprimendas, castigos y malos modos. (ese es mi pensamiento)


      Saludos,

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...