23 de enero de 2014

MI LOSA

Desde hace 22 meses llevo una losa a cuestas, mi cesárea. 
Hasta el día de hoy no había hablado tan abierta y públicamente de ella, pero creo que a punto de cumplir un año del blog, es buen momento.

Sobretodo, creo que tengo el deber de hablar de mi cesárea, porque si de algo me ha servido esta losa es la de intentar evitar innecesáreas entre conocidas, amigas o entre cualquiera que me lea. Obviamente, que quiera y le interese, porque aquí cada cual es responsable de su vida y de sus decisiones, por eso, hay que intentar estar segura de las decisiones que tomamos en cada momento, sobre todo cuando no hay vuelta atrás.
Desde que me llevé la cesárea a cuestas he encontrado a gente empática que sabe de lo que hablo y comparte mi malestar y gente que me pregunta 'ah, pero tú no estás contenta con tu cesárea?', y se extrañan de que afirme bien alto que 'no, no estoy contenta, me comí una innecesárea.'

A día de hoy, lo positivo es que quizá gracias a ella soy así ahora. Puede que sea la responsable de cómo estoy viviendo mi maternidad,... o puede que no, nunca lo sabré.

Como he afirmado en varias ocasiones en mi blog, yo no  tenía planes con mi maternidad, la viviría según fuera surgiendo y fuera sintiendo, y así ha sido. Tenía algunos planes (aunque pocos) respecto a mi parto, pero se encargaron de tirarlos por tierra...

Llevar una innecesárea a cuestas implica mucho: mi vida reproductiva se ha hipotecado en cierto modo, tengo una marca en mi cuerpo que se hace aún más imborrable en mi mente y no he vivido el parto de mi hija como ella hubiera elegido. También he aprendido mucho a raíz de ella y así soy la mujer-madre que soy ahora.
Por todo esto, No, no estoy contenta con mi cesárea y lo siento, pero llevo fatal escuchar que la gente lo escoja como primera opción para parir. 

La cuestión es que probable y desgraciadamente, aunque no hubiera tenido cesárea quizá hubiera sufrido un parto instrumental... porque de esos hay muchos, y están a un paso de convertirse en innecesáreas.
Para evitarlo la mejor prevención es la INFORMACIÓN, leer, conocer qué es el parto fisiológico, cómo es su proceso a nivel físico, mental y emocional, y elegir cómo queremos vivirlo... porque nunca vuelve.

Os pongo esta imagen que para mi significa mucho.


5 comentarios:

  1. Cómo te comprendo, te leo y me leo.
    Cometí dos veces el mismo error, y siguen doliendo. No se va. Pero gracias a ello os he conocido, he conocido a tantas mujeres maravillosas. Te abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura,
      desde luego de todo hay que sacara el aprendizaje positivo y construir. Para mí ha sido una losa que tendré siempre, pero también creo que me he hecho más mujer y más madre a raíz de cuestionar qué paso en el nacimiento de mi hija. Nunca sabré como hubiera 'gestionado' mi maternidad con un parto al uso, de los normalitos no pido respetuoso al 100%... nunca lo sabré.

      Gracias por tu afecto y apoyo. Bss

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Llevamos nuestras cesareas como algo que ha marcado mucho nuestra vida.
    Muchas personas de nuestro entorno no puede comprender nuestro dolor emocional que llevamos a la espalda, para ellos es una cosa banal la forma por la que nacieron nuestros pequeños si estan bien , sanos y bien guapos pero no todo en la vida es asi.
    Hay medicos que juegan con nosotras nos ponen en riesgo y nos condicionan en nuestra vida reproductora poniendonos etiquetas que no nos corresponden
    Nosotras podemos parir estamos echas para ello , dilatamos como todas y solo necesitamos respeto en nuestros partos , compresion y mejores profesionales para traer al mundo a nuestros hijos
    Es uno de los dias mas felices de nuestra vida y es triste que quede marcado con innecesareas
    la cesareas solo debe ser necesareas para salvar vidas ya sean de las mama o de los bebes
    Ahora nos toca aprender a vivir con ello , con muestra cicatriz fisica que en muchos casos es un autentico destrozo pero sobre todo con nuestra cicatriz emocional que por mucho que pase el tiempo , por mucho que nos encontremos mejor siempre va a quedar hay .
    Chicas yo tambien me alegro un monton de haberos conocido a todas las que formamos el AC y ayudarnos entre nosotras y sobre todo a mujeres que no vivan lo que aun dia vivimos nostras

    yolanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda,
      apoyo lo que dices al 100%, es un momento único que no vuelve y en nuestro caso ya está perdido.
      Aprendemos a vivir con ello pero la herida está ahí. Nos ha valido para aprender y hacernos más fuerte, y que en ese caminos NOS ENCONTREMOS.
      Desde luego no soy la misma persona que hace 22 meses, soy otra y mi maternidad pienso que también. De esa innecesarea salió una maternidad consciente.

      Hay mucho que hacer y que pelear, con el patriarcado que nos marca todo, y que transformar los medios, nuestro entorno y sobretodo el cómo se atiende el parto. Olvidando fechas y relojes, dejando a la naturaleza hacer y acompañando sin intervenir por sistema.

      Gracias por comentar.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...