15 de mayo de 2014

UN DÍA PARA MI SOLA

Hace ya bastantes días que no escribo. últimamente estoy muy cansada y no me apetece sentarme frente al ordenador, además de que no tengo tiempo ni de rascarme.

Llevamos una racha complicada respecto a sueño, despertares y demanda nocturna de mi cachorra, que sumado a problemas míos de leve insomnio, las noches son muy difíciles. Con este panorama de cansancio, luego me enfrento por el día a un montón de gestiones a nivel laboral y de tareas que he decidido asumir colaborando con otras personas, físicamente también estoy muy floja y obviamente a esto hay que sumar el peso de llevar una casa y el cuidado de una niña de casi 26 meses... Supongo todo esto os sonará a muchas, así que, imaginad que no tengo apenas tiempo de nada.

Mirad a que horas intempestivas estoy escribiendo!! (4:20 A.M)

Con esa descripción de saturación mental y cansancio físico, voy a hacer una pequeña lista de deseos-caprichos, para si algún día me los autoconcedo o alguien me los quiere conceder...

Podría desarrollarse en un día 100% para mí, sola, dedicada a hacer todo aquello que no suelo hacer, o hace mucho que no hago.

A primera hora:

- Me encantaría despertarme  y encontrarme con un super desayuno tipo buffet. Antes cuando viajaba habitualmente, ibamos a hoteles NH y los desayunos de estos hoteles son impresionantes. Comes como si no hubiera un mañana, y me acuerdo que mezclaba pan tumaca, con donetes, con fruta, con cereales... de todo un poco.

Después de ese gran desayuno.
- Un baño de espuma  de una hora de duración. Para salir arrugada del agua,jajaja. Con velas, incienso y música relajante.


- Al salir del baño, me vendría muy muy bien un masaje corporal, especialmente en la espalda. No sé... quizá de 2 horas!!! Tengo la espalda hiper contracturada. 


- Después de ese masaje, algún tratamiento de envoltura de algas, chocolate... o lo que sea, pero mientras me ayude a reponerme y a que me cuiden.

A la hora del medio día:
- Me encantaría encontrarme con una parrillada de marisco. Y si me quedo con hambre que me hicieran un chuletón de buey con patatas. De postre una tarta de Santiago estaría bien.

Después de la comida copiosa, una siesta de rigor.

- Al levantarme de la siesta otra sesión de belleza. Quizá manicura, pedicura, que me corten el pelo, me peinen, me maquillen... Vamos que me pongan guapa.

Una vez que estén terminados todos los caprichos de belleza me apetecería merendar un bote de nocilla con una barra de pan... soy así de simple y de golosa!



- Pasada la merienda me pido una sesión de pelis en casa, no hace falta que sea en el cine.

Desde que nació mi hija no veo casi la tv y estoy super desconectada de estrenos cinematográficos (y eso que antes era un poquito cinéfila), además que no se si será cierto o no pero a raíz del embarazo perdí me memoria (o es que pasamos a recordar sólo lo relativo a nuestros cachorros). La cuestión es que las pelis que me apetece ver serían:  
de cine español que me gustan mucho: 'Taxi', 'Los amantes del círculo polar'; y un poquito de cine serie B  'la saga de Scream' . 

Mientras viera las pelis me comería un bol gigante de palomitas.

- Para terminar, en la cena, creo que comería algo ligerito porque ya bastante he comido durante todo el día. Bueno, mejor dicho, un pulpo a la gallega estaría genial.





Ah, y para reponerme del todo, esa noche tengo que dormir en una cama como la que teníamos en el hotel donde fui de luna de miel, que aún la recuerdo, impresionante!!! De 2x2 con un colchón indescriptible y unos almohadones...



Al día siguiente, podría volver a mi realidad de no parar, dormir poco y tener poco o nada de tiempo para mí. Pero con ese súper día de excesos culinarios (dignos de psicoanálisis) y de hacer todo lo que nunca hago vendría con las pilas muy cargadas.



Qué os parece mi día?? Os pedís uno parecido para vosotras??



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...