23 de agosto de 2014

COMPARTIENDO EMBARAZO


Me apetece compartir en mi blog una noticia:

Estoy embarazada. No penséis que acabo de ver el positivo, jaja. Estoy en el ecuador del embarazo, por así decirlo.

Es un tercer embarazo muy deseado, que se está pasando volando. Ahora mi vida va muy deprisa: mi hija crece muy rápido y yo tengo muchas ideas-proyectos en la cabeza que hace que las horas del día me vengan cortas. Además, intentando arañar momentos y ratos para pasar con la familia, así que, como imaginareis los momentos al ordenador son pocos.

Afortunadamente estoy viviendo un embarazo muy bueno, como todos, sin ninguna molestia excepto por una gran tripa desde las primeras semanas, pero es una suerte no tener ninguna molestia típica excepto el enoooooorme sueño que tengo siempre…
Comparando también momentos, este embarazo lo estoy llevando de una manera muy segura, me refiero respecto a lo que quiero y cómo lo quiero, lo que para mí es importante de lo que no.
El otro día leí un post muy bueno ‘la extinción de la embarazada sana’ y es que ¡qué cierto es todo! La mayoría de los profesionales y la sociedad en general nos trata de tal manera que sólo falta ponernos un cartel con la palabra FRAGIL en la tripa!!

No hagas esto, no comas esto, no bebas esto, no te pongas tal cosas, haz esto, haz lo otro…. Qué tal si hacemos lo que haríamos siempre y escuchamos lo que nos dice nuestro cuerpo??!!!
Personalmente, en este embarazo estoy comiendo de todo lo que me apetece, porque si intento siempre comer bien, es durante todo el tiempo, no sólo gestando. Y si me apetece comer mal, pues relativicemos que lo que es malo es abusar. Pero como os imaginaréis la lista de alimentos ‘prohibidos’ que dan en la primera consulta del embarazo… es digna de análisis!!! A mí me recuerda a la hoja que dan los pediatras cuando se inicia con la alimentación complementaria… vamos para cogerla con pinzas…

Eso respecto a recomendaciones nutricionales.

Pero con respecto a pruebas… El otro día comentaba una amiga la cantidad de pruebas y seguimiento que le querían hacer a ella por la seguridad social (es gallega) aluciné!!! En este embarazo llevo 2 ecografías y una analítica, nada que ver con el primero, que claro, también influyó que lo llevé por una clínica privada y ahí lo de pasar la tarjetita gusta mucho, pero claro, ecografías mensuales, citas también… que parece que cuantas más pruebas nos hagamos va a ir todo mejor, y vuelvo a lo de siempre ‘por qué no escuchamos nuestro cuerpo?’, si las cosas van a ir mal por mucha prueba que nos hagan no van a ir mejor, además de que si no sentimos nada, porqué pensar que las cosas van a ir mal? El estar continuamente en una consulta médica lo único que genera es una preocupación muchas veces innecesaria, porque entre las ‘recomendaciones médicas’ y escuchar en la sala de espera lo que le duele a una y otra… es para ponerse a llorar y casi que lo psicosomatizamos.    




Luego está los dos frentes estrella el porteo y la lactancia materna… que claro. Si ya de por sí para mucha gente son curiosos sin estar embarazada, ya estándolo…. ‘Que cómo porteo estando embarazada, que si no es malo para el bebé’, ‘que no debería llevar tanto peso encima, además del que ya tengo en la tripa’… pues mira lo de siempre si no pudiera portear, no portearía, pero si me encuentro bien por qué no?’. Y con la teta, pues que si voy a estar bien alimentada yo para gestar y amamantar??...

Eso sí, luego me ha pasado que me ven con la niña en brazos, embarazada y mil compras en el super  y no me dejan ni pasar antes, dirán ‘si puede con todo’, vamos que un poco más y piden que también les lleve sus compras,  jajaja, debe ser que no hay término medio.

En fin, supongo que es el desconocimiento, pero en general, hay una preocupación excesiva e infundada acerca de lo que debe hacer o no una embarazada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...