15 de septiembre de 2014

SÍNDROME DE ESTOCOLMO


Definición, fuente wikipedia.
"El síndrome de Estocolmo es una reacción psicológica en la cual la víctima de un secuestro, violación o retenida contra su voluntad, desarrolla una relación de complicidad y de un fuerte vínculo afectivo,1 con quien la ha secuestrado. Se debe, principalmente, a que malinterpretan la ausencia de violencia contra su persona como un acto de humanidad por parte del secuestrador.1 Según datos de la Federal Bureau of Investigation (FBI), alrededor del 27 % de las víctimas de 4700 secuestros y asedios recogidos en su base de datos experimentan esta reacción.1
Las víctimas que experimentan el síndrome típicamente muestran dos tipos de reacción ante la situación. Por una parte, tienen sentimientos positivos hacia sus secuestradores, mientras por otra parte, muestran miedo e ira contra las autoridades (policiales). A la vez, los propios secuestradores muestran sentimientos positivos hacia los rehenes.1"

Aunque con matices, obviamente, esta sensación es muy común en las mujeres que hemos sufrido mala práxis o violencia obstétrica en el nacimiento de nuestros hijos/as. Salimos del hospital con la sensación de que 'han salvado la vida de nuestros hijos', 'que majos/as han sido con nosotros', 'qué educados/as han sido', 'nos han avisado antes de hacernos una kristeller o otras técnicas (ojo! para cosas de muy muy dudosa utilidad)'

Yo salí del hospital y antes de irme dí las gracias a las auxiliares, enfermeras y matronas por su trato. Y  claro, me trataron bien, pero ES QUE ES SU OBLIGACIÓN. Y aún así, estoy omitiendo que aunque fueron majísimas también soltaron perlitas de 'si quieres te dejo a la niña en la cuna para que no se acostumbre a estar tanto encima tuya', 'te doy una canastilla (anti lactancia) porque sois una familia majísima', 'acuerdaté que la teta son 25´ en cada pecho, empezando a contar desde que la pones'... vamos comentarios fuera de lugar y erróneos. Que en ese momento en vez de mandarlas a la mierda pensé qué majas son! 
Por no hablar del quirófano, que allí también un trato muy respetuoso, pero ES QUE ES SU OBLIGACIÓN y otras perlitas como 'si yo ya te veía en consulta que con tanta tripa y niña tan grande era cesárea seguro', 'no pasa nada, yo tengo dos cesáreas' (la gine)... Como veréis, de todo menos confiar en mi capacidad para parir...
Ah!! y luego la jefa de enfermeras que cogió a mi hija me la acercó dos veces para que yo la diera besos pero en vez de dejármela piel con piel aunque hubieran sido 15´ se dedicó a enseñársela a todo kiski sanitario diciendo que era guapísima!!! y yo ahí también pensé qué maja es!!....

Tuve que ir a casa, salir del letargo con mi hija recuperando esos momentos y con unas curas de sueño brutales, para a los pocos meses, reaccionar y empezar a cuestionarme qué narices pasó ese día y los días del ingreso. Leer, hablar y analizar porqué nos tratan así, donde comienzan nuestros derechos y donde empiezan a pisarlos.

Os hablo de mi caso.

Pero desgraciadamente, es muy común que en ginecología y obstetricia a la mujer se la anule, se la ningunee, se la veje y encima nos quedemos tan contentas porque hay veces que lo hacen de manera educada....Deciden por nosotras basándose en que ellos tienen un poder sobre nuestros bebés que no es real, porque el poder es nuestro pero nos lo roban  y nos hacen sentir que ellos tienen la autoridad para decidir por nosotras. 

Cuantas veces he escuchado 'a mi me apretaron la tripa pero me avisaron antes'.... ah!!! que majos, te han dicho cómo se llama esa técnica? te hablaron de pros y contras?? te explicaron en qué consistía esa técnica? la reflejaron en tu informe o misteriosamente no aparece?? 
'no me han querido decir los puntos de la episiotomía para que no me preocupe'... Perdona!!! te han cortado casi seguro sin avisarte, sin advertirte de pros y contras, de darte opciones a ese corte, y encima después te dicen que mejor no sepas la putada que te han hecho!!....
.... y así podríamos seguir.

Me duele, me duele y mucho ver cómo nos tratan mal y encima nos creemos que nos han tratado bien. Prácticas muchas denunciables donde la violencia obstrética es una constante y sino la mala práxis, donde en vez de informándonos basándose en la evidencia, se basan en sus miedos, prejuicios, incoherencias e ignorancias.

Os suena esto?? También salisteis con el síndrome de estocolmo del hospital?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...