13 de enero de 2016

Luces y sombras, su primer año




Hace un año que nació mi preciosa IRIS.

Parece mentira, el tiempo pasó volando. Una niña tan deseada y tan amada. Ha crecido muy rápido, su primer año, de primeras risas, primeros gateos, primeros dientes y ¡¡primeras cosas de un año, han pasado rapidísimo!! El tiempo pasa muy rápido para los segundos/as hijos/as, supongo que lo pensaréis muchos y muchas que me leeís.

Somos muy felices de disfrutar cada segundo con ella, sus padres y su hermana, que la ama con locura. Se tienen pasión y se vuelven locas la una con la otra.



Pero no puedo olvidarme de su nacimiento... Cuando se acercaba este aniversario... puff, recordando la Navidad pasada, no podía evitar ponerme triste. Su nacimiento no fue el esperado y a día de hoy me afecta recordarlo... Es el duelo de un parto que no se si me pasará o no.

Ha sido mi Parto Vaginal Después de Cesárea, un parto de leona, de guerrera, de mujer antisistema (en el buen sentido) que no se rinde, que lucha, pero ... muy duro. Recuerdo los días previos al nacimiento de Iris, en unos pródromos intensos de 3 días de bolsa rota y contracciones constantes e irregulares, de suplicar que con ese dolor esa irregularidad se tornara en regular... de luchar contra esos minutos, esas horas que pasaban y que jugaban en nuestra contra...  

Escribirlo me emociona.  Recuerdo a la gente que pasó por mi vida esos  tres días de manera muy gráfica... muchos/as no saben que estaba en prodromos, pero yo me acuerdo de ellos y ellas. Yo estaba en mi planeta parto conviviendo con mi realidad... extraña situación. Recuerdo el último chocolate caliente que me tomé antes de ingresar en el hospital, y cómo me daba mi pareja la mano en cada contracción, recuerdo con quien hablé por teléfono antes de ingresar... recuerdo el camino en coche hasta el hospital... recuerdo entrar en el hospital e ir hasta la zona de obstetricia con el pantalón empapado y morirme de la risa y del corte por la situación... recuerdo de manera horrible cuando después de 5 horas de monitores tuvieron que 'ayudarme'  con química... recuerdo cuando no podía mantenerme más en pie y sólo quería dormir y pedí la epidural... recuerdo cuando dormí y pensé que estaba en el paraíso... recuerdo cuando entraron corriendo en la habitación 5 personas porque el ritmo cardiaco de Iris bajó en picado... recuerdo cuando las ginecólogas ponían caretos y la matrona me apoyaba ... recuerdo cuando me dijeron que nacería Iris en un momento y yo no me lo creía ... recuerdo cuando la sacaron y me la pusieron en el pecho y sólo podía llorar... 

Desde ese momento pensé que  no era justo, no era justo como nació, no era justo como yo la traje al mundo... que la naturaleza no había previsto una buen inicio fuera de mi tripa.

Después de 12 horas de parto activo e inducido, nació la gran Iris con más de 4 kg y 54 cm, colocada en posterior... mis hijas no me lo ponen nunca fácil... Parí sí. Pude parir, sí. Pero yo lo sabía, sabía que podría parir, pero no me gustó nada que fuera así, a día de hoy no puedo decir nada bueno de parir vaginalmente frente a la innecesarea de su hermana mayor... Es raro escribir esta afirmación y leerla pero es lo que siento...
Quizá en un futuro pueda vivir otra experiencia.

Pero las injusticias siguieron y a las 20h de estar encima mía, se la tuvieron que llevar a neonatos,... separadas 9 días!!... La naturaleza nos seguía fastidiando... Si son importantes los primeros mil minutos de vida... para mi hija el doble!! Es tan importante cómo nacemos!!
Mi pequeña cachorra.

Sólo las del monotema me entenderéis... Otras personas que quizá me lean pensarán que vaya tontería acordarme ahora de cómo nació, que lo importante es lo bien que está la niña y que disfrutemos de ella....

Gracias...



2 comentarios:

  1. No me parece ninguna tontería que recuerdes tu parto el día del cumpleaños,dectu hija, y que desgraciadamente esos recuerdos no sean lo bonitos que debieran. No obstante, deja de torturarte, tienes dos hijas sanas y que te hacen feliz, si lo piensas el día que nacieron solo fue el principio de muchas mas cosas tan intensas y bonitas que poco a poco mitigarán tu dolor. Yo tengo dos hijos, mi primera hija cesárea programada por nalgas y mi hijo parto vaginal. Quise en mi segundo embarazo parir y lo logre y aunque fue precioso y siempre tendré un recuerdo maravilloso la recuperación mia fue un infierno que me impidió disfrutar de los dos primeros meses de vida de mi hijo y de poder calmar los terribles celos que tuvo mi niña. La vida es así, pasan estas cosas pero no podemos dejar que lo malo ya pasado nos impida disfrutar de lo bueno que ahora tenemos. En el segundo cumpleaños,dectu hija no dejes que los recuerdos negativos nublen un dia tan especial.
    Por cierto, hasta este verano mi CAMA tb era de cuatro. Aunque dormía mal era inmensamente feliz e inmensamente criticada... Tu ya sabes! Mi hija decidió que quería dormir por con en su habitación nueva a principios de verano y se fue y yo la echo mucho, mucho de menos. Aún así cada noche yo me meto en su cama para dormir la y se queda abrazada a mi tocandome el pelo y es uno de los momentos mas felices del día. Mi hijo sigue durmiendo conmigo.
    En fin Almudena, espero no hacerte molestado con mi comentario que te lo hago con todo el respeto y cariño. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No me parece ninguna tontería que recuerdes tu parto el día del cumpleaños,dectu hija, y que desgraciadamente esos recuerdos no sean lo bonitos que debieran. No obstante, deja de torturarte, tienes dos hijas sanas y que te hacen feliz, si lo piensas el día que nacieron solo fue el principio de muchas mas cosas tan intensas y bonitas que poco a poco mitigarán tu dolor. Yo tengo dos hijos, mi primera hija cesárea programada por nalgas y mi hijo parto vaginal. Quise en mi segundo embarazo parir y lo logre y aunque fue precioso y siempre tendré un recuerdo maravilloso la recuperación mia fue un infierno que me impidió disfrutar de los dos primeros meses de vida de mi hijo y de poder calmar los terribles celos que tuvo mi niña. La vida es así, pasan estas cosas pero no podemos dejar que lo malo ya pasado nos impida disfrutar de lo bueno que ahora tenemos. En el segundo cumpleaños,dectu hija no dejes que los recuerdos negativos nublen un dia tan especial.
    Por cierto, hasta este verano mi CAMA tb era de cuatro. Aunque dormía mal era inmensamente feliz e inmensamente criticada... Tu ya sabes! Mi hija decidió que quería dormir por con en su habitación nueva a principios de verano y se fue y yo la echo mucho, mucho de menos. Aún así cada noche yo me meto en su cama para dormir la y se queda abrazada a mi tocandome el pelo y es uno de los momentos mas felices del día. Mi hijo sigue durmiendo conmigo.
    En fin Almudena, espero no hacerte molestado con mi comentario que te lo hago con todo el respeto y cariño. Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...